La iniciativa #quiencuidaalasquecuidan, es un ejercicio de investigación-acción feminista espera contribuir al reconocimiento del papel de las mujeres en la sociedad venezolana.

¿Qué nos percatamos?

La ausencia de servicios públicos dignos incrementa el tiempo dedicado a las labores de cuidado y limita las posibilidades de movilidad y autonomía de las mujeres generando enfermedades ocupacionales o incluso algunas directamente relacionadas con la ausencia del servicio

Es en este contexto Fes-Venezuela, Soy Mujer y  Las Comadres Púrpura realizamos una alianza para sumar a los esfuerzos que intentan visibilidad en el contexto de la COVID-19.

¿Con real y medio?

¿Cuándo descansan las mujeres?

Las mujeres tienen tasas de desempleo más elevadas que los hombres y, por supuesto, la desigualdad salarial persiste. En parte, esto es debido a que las mujeres ocupan los empleos más precarizados con jornadas parciales que les permitan compaginar el empleo con las responsabilidades de cuidados.

A su vez, la exposición a condiciones de trabajo (remunerado) siguen siendo diferente según el género con una marcada interacción con la clase social, entre otros ejes de desigualdad.

Las mujeres tienen mayor inseguridad laboral, muchísimo más acoso laboral, más empleos en condiciones de alto esfuerzo y baja remuneración, o inferior control sobre la demanda de trabajo.

¿Comer o pagar un servicio?

Te comentamos en base al resultado de la consulta y sustentada en otras investigaciones, el contexto en el que se encuentran las mujeres en Venezuela.

De acuerdo a los datos recogido por el Centro de Documentación y Análisis para los trabajadores (CENDA), la Canasta Alimentaria de los Trabajadores (CAT) durante los primeros diez meses del 2020, se requerían 222 salarios mínimos para cubrir los gastos de alimentación una familia de cinco miembros: Bs. 3.061.135,26 diarios, 7 salarios mínimos cada día, 9,00 dólares diarios, mientras el salario mínimo era de 1,17 dólares mensuales.

Esto constata los reportes Alertas Tempranas de La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para el 2021, donde constataron que el 21% de la población no come lo suficiente, este porcentaje equivale a 6.8 millones de venezolanos.

Esto sitúa a Venezuela entre el tercer país del mundo - después de Yemen y Sudán del Sur- que atravesarán en los próximos meses los más altos riesgos para su seguridad alimentaria y su agricultura en su informe publicado en enero del 2021, sobre la situación de las mujeres embarazadas en Venezuela donde presenta los datos sobre el estado nutricional de las gestantes en noviembre de 2020, señala que atendió un total de 758 mujeres embarazadas, de las cuales 283 padecían de desnutrición.

¿Humanas o Camellas?

Uno de los temas que indagamos durante la realización de nuestra encuesta está el referente a la Higiene Menstrual. Es por eso que quisimos saber: ¿Como afecta a las mujeres la deficiencia del servicio de agua durante la menstruación? El 25% de las consultadas manifestaron que no pudieron asearse durante la menstruación, debiéndose esta falta de aseo a la escasez de agua en sus comunidades. 

Además de la incomodidad que produce, la falta de aseo e higiene menstrual puede conllevar a contraer infecciones. Además de un problema de salud, que la falta de suministro de agua constante implica la violación de nuestros derechos humanos:

  • Derecho al agua estipula que cada persona tiene derecho al acceso a suficiente cantidad de agua limpia y asequible para su higiene y uso personal.
  • Derecho al saneamiento es aquel que garantiza el acceso a instalaciones de excreta y aguas residuales, y servicios con privacidad y dignidad. 

Ambos derechos se encuentran en los artículos 11 y 12 del Pacto Internacional de Derechos Económicos (CEDAW). Investigaciones del BID (Banco Interamericano para el Desarrollo) la ausencia de Higiene Menstrual puede contribuir a los índices de deserción escolar, ausencias en las actividades y hasta discriminación de las afectadas. 

 

¿Sabes cómo afecta a las mujeres la falta de agua?

Puede ser obvio, pero la ausencia de agua potable por tuberías, tiene un impacto diferenciado en las mujeres. Sin agua cosas como el aseo personal durante la menstruación o la elaboración de alimentos se convierte en una odisea.

Además del aseo, la alimentación hay otro impacto del que poco se habla y es el que tiene en nuestros cuerpos el cargar agua de un lugar a otro. Una gran cantidad de enfermedades se producen o agravan producto de llevar agua del lugar de recepción a nuestros hogares.
Es por esto que realizamos una encuesta en la cual podamos evidenciar cómo está afectando la falta de este recurso a las mujeres de nuestras comunidades más carenciadas

 

Actividades

01.05.2021 | Justicia Social | Actividades

Campaña #Quiencuidaalasquecuidan Mujeres, servicios públicos, cuidados y trabajos

La pandemia producida por la COVID-19, además de generar una emergencia sanitaria sin precedentes a escala global, ha dejado al descubierto las…


Leer más

21.10.2020 | Desarrollo económico sostenible | Actividades

Ciclo de Foros-Debate: EL Ocaso del Rentismo. A la memoria de Asdrúbal Baptista

En memoria del economista venezolano Asdrúbal Baptista, dedicamos este ciclo de debates, esperando que del mismo se puedan extraer lecciones para…


Leer más

24.08.2020 | Justicia Social | Actividades

Ciclo de Foros El Manifiesto Bipartito: Por el trabajo decente, productivo y la justicia social

El 29 de mayo de 2020, las principales centrales sindicales, junto a empresarios y productores, presentaron una declaración de intenciones sin…


Leer más

Friedrich-Ebert-Stiftung en Venezuela

Av. San Juan Bosco con 2da. Transversal
Edif. San Juan, Piso 4. Altamira
Caracas – Venezuela

+58 212-2632044
comunicaciones(at)ildis.org.ve

Facebook

Facebook

Encuéntranos en Facebook Leer más

volver arriba